22.7.10

FLORES

En una esquina cercana al lugar donde trabajo venden flores. Una patrulla de la policía está mal estacionada, ocupa completamente la acera dificultando el paso. Tiene las luces de emergencia encendidas, las luces del carro. Es un día con mucho sol y después de uno los fines de semana más violentos si es que tal exageración aun es posible. Pienso en la chica que trabajaba en la oficina y a la que me esmeraba en parecerle divertido. Alguna vez pasamos frente a estas flores y me preguntó que cuándo le iba a comprar unas. La chica terminó saliendo con el encargado de mantenimiento quien estuvo a cargo de recientes remodelaciones en la oficina. Se compró un carro nuevo. Los dos policías, un hombre y una mujer suben a la patrulla con un ramo de flores cada uno. La chica se fue, finalmente logró que la despidieran. Se fue con su cheque de liquidación y cuando le pregunté por lo que pensaba hacer "voy a ser puta" me dijo, "total, ya casi lo hago" La patrulla apaga las luces de emergencia y se aleja con parsimonia. Pienso en ella y en su olor embriagante. Es lunes y estoy seguro que de cualquier manera se hubiera largado. Las flores no sirven de mucho.

5 comentarios:

Prado dijo...

Es una historia contada de una manera maravillosa y precisa. Disfruto leerte. Tengo una copia del Satanás para vos, pero te fuiste antes de dártela. Un abrazo.

Fabrizio Rivera dijo...

Algo diferente en la perfecta narración en blanco y negro, un pedacito: La chava que te hace hacerte el divertido que asumo que no lo has de ser, creo que sos un capo y un capo jamas es divertido, pero a veces como en el caso de la narración... las flores no son suficientes.

Un abrazo Engler!

P.D:
Anoche creo que te vi, un tipo escurridizo de playera amarilla, sentado casi al fondo del salón... dos minutos después de los últimos aplausos para el dr. Prado y cuando voltie a ver, ya no estabas.

Luisa dijo...

Sí, de cualquier modo se hubiera ido. Así pasa a veces :) Te dejo un abrazo fuerte y un beso:)

Engler dijo...

Hey Prado! Qué buena nota! Espero que coincidamos, va a ser un placer tener esa copia! Mil gracias!

Pues Fabrizio, creo que depende de cuál sea el concepeto de divertido, y jugando al despiste pues te diré que también vi al huidizo chico de la playera amarilla, estoy seguro que pensaba que ese color podía ser discreto!

Luisa, con el beso y abrazo tuyo no sé si realmente me interese la copia del libro del buen Prado! Gracias mil!

Un abrazo!

Luisa dijo...

Hola!!! vos conocés a Ale Arriaza vera? te he visto en su fb, intenté mandarte un mensaje pero los tenés privados creo :) te mando un abrazo!

Publicar un comentario