26.8.10

DE CÓMO LA YAYA DEJÓ DE LLAMARSE ASÍ

andrea y mariana...
...antes que termine el mes
.
La YAYA me dijo que se llamaba así desde las primeras veces que le pregunté por su nombre. YAYA decía cuando con ese gesto mezcla de cursilería y ternura les pregunto a los niños tales cosas. La YAYA creció con ese nombre o el insoportable (para los niños) diminutivo (según algunos escritores compilados en un libro) YAYITA. . -¿YAYITA cómo estás? . Esa vez no me contestó, ni me contó a que estaba jugando ni me dio el beso de pajarito que siempre acostumbraba. Se puso seria. . -Ya no me llamo YAYA. . Seguramente vio algo en mi rostro que se sintió obligada a aclarármelo. . -Es que vino mi prima… . A la primita recién la acabábamos de conocer en la casa. Tenía la edad de cuándo la YAYA dijo que se llamaba así . …y cuando se lava las manos dice YAYA YAYA para pedir la toalla y secarse las manos. Me llamo Mariana. . Aún ahora, rara vez que la veo le sigo preguntando... . -¡YAYITA! ¿Cómo estás? . Creo que ya no le importa.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

En algún momento hemos dejado de llamarnos de alguna forma, otros queremos que nos llamen de cierta forma, no importa, siempre nos llamaran como quieran, yo por mi parte la seguire llamando así, aunque ya no le importe

DMSM

Luisa dijo...

Qué lindo este :) Te dejo un abrazo :)

Engler dijo...

En mi niñez también me llamaban de otra forma, pero no me la puse yo. Luego no quería que me llamaran mas de esa manera. En mi cículo de ahora nadie me llama así, pero cada vez que vuelo, DMSM, sabes a dónde, no, no es ese pueblo feo, me llaman igual. Me da nostalgia. A mí si me importa, en eso me diferencio de la yaya, ella sabe lo qué es y lo que no es importante. La envidio.

Un abrazo Luisa! Que bueno verte y por acá también!

Anónimo dijo...

Así es, hay ciertas palabras que nos transportan a ese tiempo, no importa si fuimos felices o no en él, lo importante es el sentimiento que se crea en nuestro ser al escucharla.

yo quiero shecas, así que visitemos ese lugar aunque sea de pasadita.

Quizas algun día escribas de esos momentos dentro de tí y no de otros, aunque no lo publiques, yo lo leeré

DMSM

Anónimo dijo...

Cierto. Todos dejamos de llamarnos "así" en determinado momento. Al menos La Yaya podrá presumir algún día que ese cambio fue decisión suya. Pero otros tantos ni siquiera eso.

Anónimo dijo...

Este Me inspiro nostalgia!!! llego a mi memoria un recuerdo grato de mi niñez! Me gusto! Gracias!

Saludos,

ps me gusta eso de "Creo saber a que Blog te refieres" osea que mi anonimato no es tan anonimo :)!

Engler García dijo...

Es decir, el blog, creo saber del blog vecino que dices... pero a tí, digamos que tu anonimato sigue siendo anónimo... solo tengo pistas muy ambiguas... :)

Lo que sí, es que, gracias por pasar por estos confines! Saludos!

Publicar un comentario