25.1.10

Miles de carros circulando. De todos los modelos y de distintas factorías anuales. Viejos buses cubriendo la ruta 101, 82, 63. Aún hay lugares vacíos junto a las ventanas. Todos obedeciendo y siguiendo ese arbitrario y necesario código tricolor. Circulando y viendo a través de la ventana. Juzgando desde nuestros particulares lugares y dogmáticas verdades.
Un niño hace malabares mientras espera que en el poste la luz cambie de color.
Algunos pensarán que pobrecito y le darán alguna moneda, el cambio de alguna compra insulsa. Otros más se asustan ante la idea de que el niño con cara de futuro delincuente le puede hacer daño a su propiedad y suben rápidamente las ventanas. Algunos mas sensatos y cuerdos nunca bajan los vidrios y además siempre viajan detrás de un polarizado. Yo solo lo veo. Lo veo sólo y no puedo sino quedarme con una extraña sensación.

4 comentarios:

Prado dijo...

uno también hace malabares para sobrevivir. por eso.
Saludos.

...engler dijo...

PALABRA DE PRADO!

Buena onda por venir... saludos!

Angel Elías dijo...

todos en este pais hacemos lo posible por pasarlo.. nuestos malabares pueden ser algunos sueños o los comerciamos?

Engler dijo...

sueños comerciales, por eso abundan los ocland mol y esas cosas, ojalá los malabares que hicieramos fueran menos sugestivos...

Publicar un comentario